Todo lo que necesitas saber para crear una web o tienda online

En un post anterior hablé de la cantidad de factores que debemos tener en cuenta cuando decidimos emprender un negocio en internet. Una vez que tienes claro cual va a ser tu actividad y que quieres vender, el primer paso será crear una página web, un blog y/o una tienda online.

Si eres nuevo/a en esto seguro que tendrás la cabeza llena de información con un montón de términos y quizá no acabes de tener claras muchas cosas. Voy a intentar resumir (mi mujer dice que no es una de mis mejores virtudes). De todas formas esto es un punto de partida para que puedas abrir tu propio camino.

En cuanto a los factores técnicos a la hora de crear tu web, deberás pensar en:

Dominio

El dominio digamos que es tu dirección en Internet. Es un nombre único que tu eliges y que irá acompañado de una extensión al final. Las extensiones tratan de identificar el tipo de web que el usuario va a encontrar.

Ahora hay multitud de extensiones. Las más comunes son .com, .org. net, info, ,biz. Otras extensiones hacen referencia al país de origen, por ejemplo .es (España), .mx (México), .ar (Argentina)….

Una extensión .com significa que es comercial, una .org está destinada a asociaciones sin ánimo de lucro, la .net en teoría es para servicios en internet, la .info para webs informativas, la .biz para negocios.

Digo en teoría, porque en la práctica tendemos a conseguir los .com y la de nuestro país de origen (si están disponibles). Antes un dominio costaba un riñon, pero ahora son muy baratos. A priori, si es posible, lo ideal es que registres una .com y una .es. Puede ayudarte a evitar problemas en el futuro por si a alguien se le ocurre montar algo similar, o peor, algo que no quieras que pueda identificarse con tu actividad.

No me gusta dar nombres de proveedores y para dominios los hay a patadas. La única recomendación importante que puedo darte es que disponga de panel de control para poder gestionar las DNS del dominio.

¿Cómo elijo el nombre del dominio?

Pues mira, esto depende de si eres una empresa, una persona, si quieres imagen de marca…. Sea cual sea la decisión que tomes es una decisión muy importante y luego ya no hay marcha atrás, porque cambiar el dominio será volver a empezar de cero. Creo que este artículo de David Cantoné sobre como elegir un dominio puede venirte de perlas.

web_hosting_contenido

 

Hosting

El hosting es donde tendrás alojada tu web y deberás contratarlo con una empresa que se dedique a ofrecer este tipo de servicios. Puedes tener el dominio con un proveedor y el hosting con otro. También te proporcionarán cuentas de correo electrónico.

¿Qué es mejor?

Pues depende. Muchos proveedores incluyen el dominio con el hosting, por lo que puede compensarte. Tenerlo en proveedores diferentes te aporta libertad. Es decir, puedes apuntar tu web a cualquier otro hosting en cualquier momento, por si quieres o necesitas cambiar el proveedor de una forma rápida. De la otra manera tendrás que trasladarlo y es más engorroso.

Yo no voy a hacerte recomendaciones de proveedores, pero si que te explicaré más adelante que aspectos debes tener en cuenta al contratar un hosting.

¿Que hosting elijo?

Tienes varias posibilidades:

Hosting gratuito

¡ No, no y no ! Vas a montar una empresa o un proyecto serio ¿no? entonces olvídalo. Tendrás muchos más problemas que ventajas.

Hosting de pago compartido

La mejor manera de empezar y probablemente la que necesites durante bastante tiempo.

Un hosting no es más que un “trozito” de disco duro en un servidor. Te asignan un espacio y unos recursos de memoria y transferencia. En esa máquina probablemente habrá decenas o cientos de webs alojadas y se comparten todos los recursos, por lo que en ciertos momentos, lo que afecte a un alojamiento, puede afectar a los demás.

No te vayas a lo más caro ni a lo más barato. ¡Un término medio! Tienes mucho tiempo para preocuparte si creces. Podrás cambiar de plan en cualquier momento (si no cambias de proveedor). Si vas a usar WordPress intenta que tenga como mínimo 128 M de RAM. Si vas a montar una web potente con tienda online incluida, te recomiendo 256M.

Servidores

Servidor virtual (VPS): Es una máquina en la que mediante un software se virtualizan los recursos y se crean “pequeños servidores” donde se asignan recursos exclusivos para tu alojamiento que no se compartirán como en un hosting compartido. Por eso se dice que son virtuales. Siempre tendrás esos recursos disponibles para ti. No obstante sigues compartiendo y dependiendo del funcionamiento de la máquina con respeto a los otros servidores virtuales. Pero sin duda,  es una opción avanzada que por si misma ya te permite crear un proyecto a medio largo plazo.

Servidor dedicado: En este caso, tendrás una maquina física para tu proyecto o proyectos. Un servidor te da un amplísimo margen de maniobra y todos los recursos son exclusivamente tuyos. Podrás alojar tantas webs como necesites. El coste, como te imaginarás es bastante más alto que un servidor virtual o un hosting.

Gestionar un servidor requiere de altos conocimientos para administrarlo. Esto no está al alcance de todos y mucho menos para una persona sin experiencia. Administrar un servidor es toda una responsabilidad. Tienes la posibilidad de cogerlo administrado por tu propio proveedor, pero será más todavía más caro, ya que la empresa cobrará por sus servicios de administración.

¿Que factores debo tener en cuenta a la hora de elegir el proveedor?

Muy buena pregunta. Verás, en términos generales la calidad del servicio que existe hoy en día es buena. La pelea casi siempre viene por el precio y todos tienen muy buenos argumentos.

Es difícil decir cual es mejor o cual es peor, porque para ser justos, en el mundo del hosting intervienen muchísimas variables.

Unas dependen de tu proveedor, otras dependen de tu web y otras son completamente externas, que no dependen ni del uno ni del otro. De esta manera, puedes encontrar dos webs similares alojadas en el mismo servidor, con resultados completamente diferentes.

También tienes que ser consciente de que tu proveedor de hosting no está obligado a dar soporte web. El te vende el alojamiento, pero tu web puede fallar por miles de cosas, que no tienen nada que ver con el hosting. Hay proveedores que no te prestarán ayuda en este sentido y otros te ayudarán en la medida de lo posible, aunque no sea cuestión de ellos. El problema, es que esto no lo sabes hasta que no te encuentras con la incidencia.

¿Qué te recomiendo yo?

Pues mira…lo primero de todo es que estudies las necesidades que puedes tener.

¿Vas a usar muchas fotos o archivos multimedia? ¿descargas de pdf u otro tipo de archivos?. Iras actualizando la web de forma constante con nuevos contenidos multimedia o solamente alguna foto ocasional y texto.

Si es así, con 1 o 2 Gigas puede ser más que suficiente, al menos al principio. Si tienes previsto alojar mucho contenidos multimedia (fundamentalmente fotografías), entonces puedes usar 5G. Los videos en Youtube o Vimeo, no ocuparán espacio en tu alojamiento. No se te ocurra alojarlos en tu hosting.

hosting_web

Como factores a tener en cuenta te recomiendo por orden de importancia según mi punto de vista:

1 – Forma de pago: Si, si, no pongas esa cara. Van a ofrecerte un mejor precio si coges el alojamiento con un plan anual. Algunos te ofrecen 7, 15, 30 e incluso 45 días para devolverte el dinero si no estás satisfecho/a con el servicio. El problema es que esto no es tiempo suficiente y los días pasan muy rápido.

Si tienes experiencia te das cuenta rápidamente, pero cuando es algo nuevo para ti hay un montón de cosas que no sabes y que ni tan siquiera te imaginas.

Salvo que el hosting sea rematadamente malo, va a ser difícil que te des cuenta en tan poco tiempo. El problema es que si coges un año y quieres irte, tendrás una penalización. Pero si vas mes a mes o trimestralmente puedes tomar medidas en cualquier momento. Luego cuando ya lo tengas claro, contrata el plan anual.

Mira, no tengas miedo a equivocarte. A veces hace falta que la caguemos para que aprendamos y yo me he equivocado muchísimas veces y lo sigo haciendo. Y eso te facilita aprender. Estar cambiando de proveedor constantemente no es una buena idea, pero tal vez tengas que hacerlo. Forma parte de tu emprendimiento….

2 – Soporte técnico: ¡Esencial!. Si es posible hablar con ellos, mejor que mejor. Incluso antes de contratar nada, una charla te puede venir muy bien y quizá descubras cosas interesantes. Los tickets están bien para algunas cosas que no son urgentes. Pero si se te cae la web, te puede dar un ataque al corazón solo por la incertidumbre.

3 – Panel de control: Algunos proveedores disponen de un panel a su medida y te dan acceso a pequeñas funciones. Un panel Plesk o Cpanel ofrecen más libertad y te facilitan mucho el trabajo cuando tienes que hacer copias de seguridad o “afinar” algunos parámetros para el rendimiento web e incluso instalar un CMS o aplicación web.

4 – Copias de seguridad: Nunca sabemos que puede ocurrir y podríamos quedarnos sin nada de repente. Esto puede ser un auténtico problema. No todos funcionan de la misma manera y lamentablemente solo lo sabrás el día que te haga falta. Este es un punto importante que debes valorar, pero no fíes tu suerte a tu proveedor. Debes tener un sistema propio de copias de seguridad, de la web y de la base de datos. Si te falla lo tuyo, te queda la opción del proveedor.

5 – Que sea rápido: Es importante que desempeñe bien su cometido, para que tu web alcance la velocidad que necesita en la carga. Aunque ya te adelanto, que esto no depende solo del hosting.

6 – Soporte CMS, por ejemplo para WordPress, significaría para ti una ayuda importante, pero ¡ojo!, lo que no van a darte es un curso de WordPress.

7 – Recursos de valor añadido: Algunos proveedores disponen de blogs, foros, cursos y mucha información que te ayuda a ti a gestionar mejor tu web y solucionar pequeños problemas, que en realidad, no tienen que ver con ellos. Esto les ayuda a no tener una avalancha de llamadas y tickets preguntando cosas que no tienen que ver con el alojamiento.

8 – Prestaciones: Busca diferentes proveedores. Establece un rango de prestaciones, por ejemplo, 1 G de disco duro y 256 M de Ram. Mira el coste de todos ellos y compara. Verás que las diferencias en general no son tan acusadas. Si entre ellos, en igualdad de prestaciones, ves que hay una diferencia muy acusada en un sentido o en otro, mira los servicios de valor añadido y la letra pequeña.

9 – ¿Recursos ilimitados? – Esta es una forma bonita de decirte que hay mucho margen, pero de ilimitado nada. Algunos ofrecen la transferencia ilimitada y esto es cierto e importante, sobre todo si tu web tiene muchas visitas. Al principio no será importante para ti, pero con el tiempo podría ser prioritario. ¡Ojo! porque aqui puede haber trampa, aunque no quiero liarte ahora con estas cosas. Ya abordaremos esto en otro post.

10 – ¿En España?: Bueno… esto es muy relativo. Es un argumento que se utiliza con mucha frecuencia respecto a la velocidad, latencia y rendimiento de la web. También de cara al SEO. Pero… ¡Todo en su justa medida y sin pasarse!

Tu proveedor puede ser español, pero tener los servidores fuera de España.  También puede ocurrir que te digan que son españoles, porque la Ip es española, pero en realidad siguen estando fuera de España.

En mi opinión y experiencia de cara al rendimiento es poco significativo que el servidor este situado en España, Francia, Reino Unido y en Europa en general. Internet ha hecho el mundo muy pequeño.

Lo que no te recomiendo es que contrates un servidor al otro lado del charco, porque ahí si que podrás notar una latencia significativa y se verá reflejado en el rendimiento de la web.

¡No perdería mucho tiempo con esto….!

11 – Valoraciones: Es un punto a tener en cuenta, pero… tengo mis reservas. Quiero decir con esto que hay muchas recomendaciones que son interesadas y también se habla muy mal de algunas empresas dando argumentos mas que cuestionables.

Saca tus propias conclusiones de lo que leas, para bien o para mal. Lo que si puedo asegurarte es que nadie es perfecto, y que la experiencia buena de uno, no quiere decir que vaya a ser buena para ti y viceversa.

En las valoraciones, algo en lo que puedes fijarte es en el trato y sensación del cliente con el servicio técnico. Dicho de otro modo, ¿se sienten bien atendidos o no?.

¿Y te estarás preguntando por que no incluyo el coste? Pues mira, no lo pongo por una razón.

Por lo general casi todos valen lo mismo euro arriba/euro abajo. Lo que va a encarecer un hosting en realidad es el soporte técnico. Cuando un hosting sea muy barato casi te puedo asegurar que el servicio técnico es básico, tienen alojadas mas webs de las que el servidor se debe permitir y te dirán “Con este precio no exija tanto” y en cierto modo tienen razón. Asi que intenta no ahorrar más de la cuenta en el hosting.

Si estabas esperando a que te de nombres de proveedores, siento defraudarte. Podría hacerlo, pero no estaría siendo objetivo contigo. Hay cosas que uno debe descubrir por si mismo y esta es una de ellas. Es mi opinión personal.

¿Necesito un CMS o una web a medida?

Si fueras un programador podrías hacer tu web como quisieras, pero entonces este post ya no sería para ti.  Como el enfoque es para las personas que se plantean empezar y no tienen conocimientos tal vez hayas oído hablar de cosas como gestores de contenidos, WordPress, Joomla, Drupal, Prestashop, Magento, Woocommerce, PHP, CSS, Java, HTML5…

Bueno, ¡no te calientes!. La decisión que has de tomar es: ¿Necesito una web a medida o un Gestor de contenidos?

Si te decides por una web a medida, deberás buscar un programador en PHP, HTML5, CSS… Si te decides por un CMS puedes acudir también a un profesional o incluso hacerlo tu mismo/a.

La decisión depende de varias consideraciones:

  • ¿Qué necesidades tienes?
  • ¿Cómo va a ser de extenso y complejo tu proyecto?
  • ¿Cuál es tu presupuesto?

¿Qué implica una web a medida?

Ventajas

  • En teoría tendrás una web como tu quieres
  • Trato muy cercano con el programador
  • Puedes explicarle exactamente que y como lo quieres
  • Desarrollos muy avanzados con características muy específicas

Inconvenientes

  • Muy probablemente te costará un riñón
  • El desarrollo hasta terminar el trabajo es mucho mas lento
  • Dependerás de una persona o empresa para el soporte y las posibles actualizaciones
  • Cada vez que necesites ampliar y modificar la web, tendrá que hacerlo el programador… Más dinero
  • Posiblemente grandes agujeros de seguridad
  • Problemas de depuración

¿Qué implica un CMS?

Ventajas

  • Coste mucho más bajo
  • Soporte y actualizaciones constantes y gratis.
  • Una comunidad enorme de grandes profesionales que mejoran, vigilan y depuran el funcionamiento del CMS
  • Desarrollo mucho más rápido.
  • Puedes gestionar la web tú mismo sin depender de nadie.
  • Puedes ampliar los contenidos tu mismo
  • Fácil personalización y grandes posibilidades.
  • Webs responsivas que funciona perfectamente
  • Puedes ampliar funcionalidades gratuitamente o a bajo coste.
  • Seguridad muy avanzada
  • Depuración constante
  • Buena valoración por parte de los buscadores
  • Actualmente es difícil no conseguir una web a tu medida y que cumpla con tus necesidades. Siendo ese el caso, pueden programar un módulo para esa necesidad específica que puedes tener.
  • Si te enfadas con tu diseñador, tienes un montón que podrán continuar su trabajo.
  • Mantenimiento relativamente sencillo
  • Puedes tener un blog profesional
  • Crear una tienda y todo lo que implica en cuestión de minutos y gratis

Inconvenientes

Sinceramente no le veo ninguno. Salvo que sea un proyecto de gran envergadura donde sea necesario un desarrollo específico. Pero vamos, hay pocas cosas que hoy por hoy no puedan hacerse con un CMS.

¡Hombre si!, un Amazon y toda su estructura interna dificilmente se podrá hacer con un WordPress, pero… todo se andará, jajajaja. Pero vamos, que si estás empezando… no creo que vayas a montar un Amazon ni nada parecido ¿no?.

wordpress_logo

¿Si eliges un CMS cual es el más adecuado?

Hoy los principales son WordPress, Joomla y Drupal. Encontrarás profesionales especializados en cada uno de ellos y todos con buenos argumentos. Los tres son una buena elección y prácticamente con los tres puedes hacer lo que quieras. Ahora bien, bajo mi punto de vista, el más versátil es WordPress y también es el que mejor conozco. Yo solo puedo ayudarte con WordPress.

  • WordPress es el que mayor comunidad tiene
  • Cada día es más y más avanzado
  • Dispone de un gran soporte
  • Puedes darle el aspecto que quieras a través de los miles de themes que existen., Pueden ser gratuitos o de pago.
  • El coste de un theme premium es más que razonable. Entre 30 y 100 euros.
  • A su vez los themes son flexibles y personalizables
  • Hay disponibles miles de opciones para añadir funcionalidades. Unas gratuitas y otras de pago.
  • Puedes crear una página estática, un blog, un foro, tu propia red social, tu tienda online y tener todo a la vez.
  • Mercados amplios con miles de posibilidades.
  • Desarrollos y herramientas de primerísima calidad.

¿Si necesito una tienda online, cuál es mejor?

Lo mismo, cuestión de gustos. A mi no me gusta decir, este es mejor o es peor. En realidad depende de tus necesidades.

Lo primero que debes saber para no llamarte a engaños después, es que casi todas las tiendas se instalan de forma gratuita. Es decir, que sus desarrolladores lo ofrecen gratis y cualquier puede instalarlo sin pagar una licencia para ello. Pero… si luego necesitas nuevas funcionalidades, excepto algunas, todas son de pago y hay que renovar su licencia cada año para obtener actualizaciones y soporte técnico. Pero tranquilo/a, tampoco es la ruina de Palmira y es algo justo, teniendo en cuenta la herramienta que ponen en tus manos.

Al crear una tienda online debes considerar estos factores:

  • ¿Me costará aprender a gestionarla?
  • ¿Me ofrece todo lo que necesito para su gestión?
  • ¿Me compensa tener por una parte un blog o web y por otra la tienda o mejor tener todo junto?
  • ¿Que posibilidades en cuanto a diseño me ofrece?
  • ¿Voy a vender productos, servicios, ambos.?
  • ¿Si vendo productos, son físicos, descargables, ambos?
  • ¿Necesitaré crear packs, combos, productos agrupados?
  • ¿Necesito gestionar almacenes de forma pormenorizada?
  • ¿Necesitaré opciones especiales en cuanto a la gestión de envíos?

Hoy tienes muchas posibilidades, tantas que ya no sabes que elegir. Las tres principales que más suenan son Magento, Prestashop y Woocommerce. Pero tienes muchas más y sinceramente, en general todas muy buenas. La diferencia principal estriba una vez más en el soporte y la comunidad que está detrás. Por eso, estas tres destacan.

Magento es una tienda excepcional. Tiene tantas posibilidades que puede resultar abrumadora y si tu proyecto no es algo muy avanzado o que requiera un nivel de gestión muy amplio, a priori la descartaría.

Prestashop es una excelente tienda con una comunidad muy grande detrás y con un crecimiento enorme. Es gratuita y casi tiene todo lo que puedas necesitar de origen. Es relativamente fácil de aprender a manejar e incluye funcionalidades muy interesantes si necesitas una gestión exhaustiva de stock y almacenes.

Si necesitas ampliar algunas funcionalidades, que seguro que si, las extensiones pueden ser costosas y en función de cual instales, puedes llegar a tener importantes problemas a la hora de implementarlas, porque es fácil que unas se peleen una con con otras.

No obstante, todo hay que decirlo, el soporte de los desarrolladores suele ser muy bueno, y casi siempre te van a dar una solución al problema. Aunque puedes incluir un blog e incluso puedes tener y conectar WordPress con Prestashop, esto para mi, tiene poco sentido. Para eso existe Woocommerce.

Woocommerce es la que mejor conozco y en la que me especializo. Su crecimiento ha sido brutal en relativamente poco tiempo y es la tienda por excelencia para WordPress. Es gratuita y se instala como un plugin. En cuestión de minutos tienes la tienda instalada.

Cuenta con un soporte técnico excelente y una gran comunidad. Evoluciona y se actualiza con mucha frecuencia y es fiable, flexible y aprovecha todas las ventajas de WordPress.

En origen, tiene menos funcionalidades que por ejemplo Prestashop, pero tienes infinidad de plugins para prácticamente cualquier cosa que necesites. El único punto en el que flojea con relación a Prestashop es justamente en la gestión de stock, que no es ni de lejos lo completo que debería ser. Pero también es verdad que muy poca gente le presta atención a este detalle.

Es posible que leas por ahí que Woocommerce no va bien si vendes muchos artículos. En algunos blogs he llegado a leer que a partir de 200, no va bien. La verdad es que no se de donde han sacado esto, pero podríamos decir que forma parte de los mitos, leyendas y bulos de Internet. Esto sería como decir, que WordPress no va bien si tienes más de 200 post. ¡Un sin sentido!

Manejar Woocommerce es relativamente sencillo y si estás habituado/a a WordPress, más sencillo todavía, porque en esencia, es lo mismo, salvando las distancias.

Woocommerce no solo es una tienda online. Puedes agregar extensiones que te permitiría tener un marketplace, vender entradas, suscripciones, subastas, contenidos restringidos previo pago…. las posibilidades son enormes. También dispone de multitud de herramientas para desarrollar tu marketing online.

En breve haré un post en el que hablaré en profundidad de Woocommerce y de muchas de sus extensiones.

Medidas de Seguridad en tu web o tienda online

Este es otro aspecto al que tendrás que prestar mucha atención. Si eliges WordPress como compañero de camino, tienes muchos plugins y muy buenos que te ayudarán en este cometido. La seguridad 100% fiable no existe, pero si seguimos una serie de “consejos” casi con total seguridad tendrás una buena protección.

WordPress es un sistema muy fiable, pero su popularidad lo hace proclive a muchos ataques y lo convierte en blanco de los hackers. No te preocupes, si tomas tus medidas, deberías estar tranquilo.

La seguridad de una web, merece un post específico, pero aquí te resumo ideas de por donde puedes empezar.

  • Procura tener actualizado WordPress, el theme y todos los plugins, ya que muchas actualizaciones, solucionan problemas de seguridad que se van detectando.
  • Haz copias de seguridad de la web y la base de datos con frecuencia. Deja una alojada si quieres en el servidor y descárgate a tu ordenador una copia también. Si tienes una tienda deberías hacer copias diariamente. Cuando des de alta nuevos productos o hagas cambios haz una copia de seguridad. También puedes automatizar con un plugin las copias de seguridad e incluso recibir por correo electrónico una copia de la base de datos. Si dipones de un panel Plesk o Cpanel podrás hacer copias fácilmente.
  • Cambia el usuario Admin. Este es el usuario que se crea por defecto como administrador de WordPress. Los bots son lo primero que buscan.
  • Utiliza contraseñas seguras y fuertes. Lo de las contraseñas es un auténtico coñazo, ya lo se. Ahora hay que utilizar contraseñas para todo y es imposible memorizar todo. Yo que tú crearía una larga y compleja y la memorizaría.
  • Si tienes una tienda tienes que instalar un certificado SSL si o si. Si tienes una web o blog, no estaría demás que te lo pienses. ahora mismo quedan pocas excusas por las que no instalemos un certificado SSL.
  • Instala un plugin completo de seguridad, que incluya Firewall y Antivirus. Tienes muchos, muy buenos y gratis, como Wordfence, iThemes security o All in One WP Security & Firewall. Tienes más ehhh. Lo ideal es que trates de instalar un todo en uno, asi evitas instalar varios plugins.
  • Cuantos menos plugins tengas mejor. A más plugins más posibilidades de acceso indeseado, más agujeros de seguridad y menos rendimiento.

Creo que ya tienes bastante en que pensar, ¿no te parece?

¿Crees que se me olvida algo? Coméntalo