El precio fijo de los libros

El precio fijo de los libros en España se establece bajo el amparo de la ley del libro, que dispuso en 1975 el hecho de que un libro se venda al mismo precio en cualquier parte y en cualquier época del año.

Esto no ocurre solo en España. En realidad hay pocos países en el mundo que no sigan esta premisa. Algunos con dan un cierto margen para poder actuar a través de promociones y descuentos. En otros el margen es inamovible.

Como en todo, hay defensores y detractores, ventajas e inconvenientes.

Hay argumentos poderosos en ambos sentidos, sin embargo, está claro que esa ley tiene ya muchos años y no va acorde con los tiempos. Entre otras cosas porque el precio de venta de cualquier producto, parte inexorablemente de los costes. No es lo mismo hacer una tirada de libros importante que trabajar bajo demanda. Tampoco lo es vender un libro impreso que un libro digital.

Precio fijo en los libros. Problema o inconveniente

La evolución del mercado editorial en los últimos años ha cambiado tanto en tan poco tiempo que si echamos la mirada atrás nos damos cuenta de que si hace 10 años nos dicen que cualquiera puede publicar un libro tal y como lo hacemos ahora, probablemente no lo creeríamos. Tal vez es necesario que la ley sea revisada y modificada acorde a los tiempos que corren.

Que un libro cueste lo mismo en Madrid, en Málaga, en Bilbao o en un pueblo cualquiera es algo bueno. Que cueste lo mismo si lo compramos en una librería, en un quiosco o en una gran superficie también puede parecer una ventaja, por lo menos para el lector.

Sin embargo esto ya no es siempre asi, y esto se está dando mucho en la parte digital, ya que muchas empresas que operan en España, tienen sus sedes sociales en otros países, con un iva diferente. Por otra parte el iva de un libro impreso es de un 4% (por ahora) y el mismo libro digital tiene un 21%.

Un precio único tienes sus ventajas, ya que hay muchas variables que intervienen en este mercado. Básicamente se evitan abusos por la competencia, un mejor cálculo de los derechos de autor, obliga a las librerías a competir por servicios y no por precios.

España ocupa el 8º puesto a nivel mundial por su industria editorial, pero esto no permite cubrir toda la demanda de autores que existe. Las publicaciones son mínimas y por eso la inmensa mayoría de los autores que quieren publicar un libro elige la autopublicación.

Cuando lo hace así y utiliza la impresión bajo demanda se encuentra con un grave inconveniente. No puede ser competitivo

No es lo mismo trabajar con tiradas que imprimir 1, 10 o 50 libros. Teniendo en cuenta que las tiendas online y las librerías se llevan una comisión sobre el precio final, obligan al autor o bien a imprimir más para obtener menos costes o a vender libros impresos a precios altísimos que no son competitivos con los de las grandes editoriales.

Te dejamos este enlace para que puedas ver el documento que creó en el año 2006 Rafael Martínez Alés, consultor editorial. En el se explica el origen, como funciona y sus ventajas.

http://www.cerlalc.org/revista_precio/pdf/art01.pdf

2016-10-14T06:26:27+00:00 25-09-2015|Publicar un libro|Sin comentarios

Deje su comentario

Diez + Nueve =

Uso de cookies

Utilizo cookies para ofrecer una buena experiencia al usuario. Si continúas navegando aceptas su uso y la política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies